Criatura Molesta

Si con un Lucas es jodido….Imaginate con tres!

SGS 2° Parte

Previamente en Las Aventuras de Luke Hills.

.

.

.

Nada, absolutamente nada. Si no leíste la historia anterior, jodete porque no voy a hacer un resumen para que un forro venga y lea esto sin saber un carajo de la primera parte de esta aventura. Así ya mismo te vas a leer lo otro, o te quedás y te arriesgás a no entender un carajo.

Ahora bien, pasamos a los hechos. Nos quedamos en el preciso momento en que Luke Hills se encuentra con Alfred Wegener. “OMG, WTF” Fueron las expresiones 2.0 más escuchadas alrededor del mundo al terminar el relato anterior. Ahora, con unos cuantos potenciales lectores, seguiré escribiendo como siempre: sin talento, con una prosa sosa y aburrida, escribiendo para las masas que nunca tendrán el privilegio de leer lo que…escribo, valga la puta y condenada redundancia.

 

 

Wegener

– Doctor Hills, me ha escuchado?- Pregunta un Alfred Wegener cuyo envejecimiento parece haberse detenido en los 43 años con 7 meses y 16 días. A pesar de que al morir tenía 50 años.

– Eh? Sí, disculpe. Es que se me hace difícil creer que la figura y científico, cuya trayectoria motivó que me convirtiera en quien soy actualmente, se encuentre viva y frente a mí en este preciso momento. Tengo tantas preguntas pero apenas soy capaz de formar frases coherentes. Cómo sobrevivió? Se supone que murió en 1930.

– Las causas de mi aparente y fraudulenta muerte le serán explicados en breve, doctor. Debo confesar que también me encuentro nervioso al hablar con usted. No siempre se tiene el privilegio de poder conversar cara a cara con una de las mentes científicas más grandes de las últimas décadas. Aunque crea que las teorías planteadas en su última conferencia pasaron inadvertidas, la S.G.S. estuvo muy atenta a los pequeños pero colosales cambios que tuvieron en la comprensión de la ciencia moderna. Pero dejémonos de halagos y estupideces, voy a mostrarle la razón por la cual está aquí.

Así es como Luke Hills y Alfred Wegener caminan de regreso al cuartel general de la S.G.S. pero no por el camino tomado al principio por Hills o por el camino que tomó al escapar, sino directamente a través de la roca que forma parte de los muros del cuartel. – Sí, esto también se lo explicaré a su debido momento. -Comenta Wegener. Continúan caminando a través de la roca, la cual al ser atravesada provoca una extraña sensación gelatinosa en el cuerpo de Hills. Qué extrañas fuerzas de la naturaleza estarán actuando en ese momento? Nuestro héroe no se lo explica. Porque aunque parezca inverosímil, aun existen cosas que los geólogos ignoran. AUN, pero no por siempre.

Atraviesan ahora un pasillo iluminado desde algún lugar del suelo, aunque no se ve la fuente de luz por ningún lugar. Da la sensación de descender abruptamente, pero esto no se puede percibir a simple vista, el camino parece ir sencillamente nivelado y recto. Las paredes son de una apariencia metálica que engaña a la vista, ya que el reflejo de Hills se distorsiona como al mirar a través de un vidrio esmerilado. O como cuando abrís los ojos abajo del agua. O cuando te pega el Sol de frente. Bueno, así de distorsionado.

Cada vez más intrigado por la naturaleza del lugar y el destino final del pasillo, Hills decide interrumpir la marcha e interrogar espontáneamente a nuestro Dios Wegener.

– Esta luz, de donde viene? Y la pared, no parece hecha de metal. Por lo menos no de un metal convencional. Y estamos descendiendo o seguimos al mismo nivel? Siento extraña mi cabeza, como si la presión del lugar aumentase gradualmente.

– Todo a su debido momento doctor, aunque puedo asegurarle que estas serán las menores de todas sus preguntas.

Wegener reanuda la marcha ante la mirada confusa, intrigada y expectante de Hills. Nada cambia en el trayecto, a simple vista no se podría determinar si uno avanza o no avanza si no fuera por el simple hecho de saber que uno está en movimiento, cosa que incomoda a nuestro héroe. Las lisas paredes y la luz ininterrumpida dan la sensación de un túnel infinito y esto no hace más que potenciar la impaciencia de Hills.

Finalmente, una mancha oscura a lo lejos. No como una puerta, sino como un umbral después del cual todo se encuentra en una profunda y silenciosa oscuridad. Pasados unos minutos de continua marcha, la mancha no parece agrandarse. – Definitivamente tiene que ser un umbral, aunque gigantesco para poder verse desde aquí y no hacerse más visible. Parece encontrarse muy lejos, pero sin embargo allí está. – Piensa sorprendido Hills. Este día lo ha encontrado más sorprendido que de costumbre, ya que él es un geólogo. Y a un geólogo nada lo escandaliza, bueno…Prácticamente nada.

Siguen caminando y finalmente la mancha parece agrandarse. Pasan varios minutos hasta que alcanzan el umbral, aunque nada dista tanto de la definición de “umbral” como lo que Hills está viendo en este preciso momento. Un anillo de unos cuatro metros de altura hecho de un material similar a la obsidiana, cubierto de extraños símbolos por toda su superficie. A pesar de que la luz no es obstaculizada por el umbral, el otro lado del mismo permanece en la oscuridad; como si el mismo anillo la estuviese absorbiendo.

– Lo que está viendo aquí Doctor Hills es nada más y nada menos que un Stargate. Se lo que cree: nos robamos la idea de la película y creamos uno. Pero no es así. Los Stargate son reales, descubiertos en circunstancias especiales luego de iniciado el Proyecto Manhattan. Actualmente este es el único restante en el planeta, habiendo otros 6 que fueron destruidos. Tunguska? el bombardeo sobre Hiroshima y Nagasaki? El sabotaje a las investigaciones de Tesla? El asesinato de Lincoln? El hundimiento del Titanic? Chernobyl y Pripyat? Todos encubrimientos, consecuencias y medidas necesarias tomadas por los gobiernos mundiales para destruir los portales. Para evitar que alcancemos las estrellas antes de estar preparados. Cada uno destinado a un destino especial dentro y fuera del Sistema Solar, este fue rescatado poco antes de la rendición alemana en la Segunda Guerra Mundial. Los alemanes planeaban utilizarlo para escapar a los confines del Sistema Solar para allí crear una nueva sociedad y destruir a la Tierra en un futuro no muy lejano. A pesar de comprender su funcionamiento y limitaciones, nunca pudieron activarlo por no poseer una fuente apta de energía. Pero ahora está en nuestro poder, y por esto está aquí.

– Hemos sido capaces de activarlo, no pregunte los medios para lograrlo, y hemos descubierto su destino. Lo que deseo es que cruce el portal y lleve a cabo una importante y vital misión para la SGS: colonizar su punto de destino. La SGS necesita esta base; supondría un nuevo horizonte completamente desconocido para la ciencia; podríamos despegarnos definitivamente de las restricciones de nuestro planeta; podríamos aventurarnos al espacio exterior sin mayores complicaciones.

–  Sí, antes que me lo pregunte se lo diré. Este portal lo conducirá automáticamente a las heladas extensiones de Plutón, así que una vez colonizado podremos finalmente cumplir otra misión: devolver a Plutón a la categoría de planeta. No más planetas enanos después de esto doctor, no después de que usted lo colonice.

Obviamente Luke Hills acepta. Un Stargate? Ser el primer humano en pisar un planeta ajeno a la Tierra? Poder ser recordado por los milenios venideros? Demasiada tentación para un simple pero extraordinario hombre como Luke Hills.

De este modo y sin mayores demoras, la misión comienza. Luego de recibir un maletín, el cual contiene algo llamado MUERTO (Módulo Único de Eliminación, Restitución y Terraformación Objetiva), un traje especialmente diseñado de supervivencia, un amplio inventario de armas energéticas miniaturizadas basadas en los bocetos de Nikola Tesla, y unas sosas y aburridas palabras de parte de Wegener, Luke Hills cruza el portal sabiendo que quizá no haya vuelta atrás.

 

En la fría estepa

Nada pudo preparar a Luke Hills para lo que vería al cruzar. Esperaba ver una oscuridad impenetrable, salpicada aleatoriamente por la luz reflejada de algún cuerpo celeste cercano.  O un interminable desierto gris cubierto por rocas y demás delicias geológicas. Inclusive una antigua sonda terrestre lo hubiese sorprendido menos. Cualquier cosa, menos lo que vio al llegar.

Una escalinata, perfectamente labrada en el mismo material del portal y sin embargo más tosco, se deslizaba suavemente desde sus pies hasta el pie de un montículo sobre el cual descansaba el portal. A lo lejos, un sendero que se internaba en lo que parecía ser un sistema de túneles tallados en la roca plutoniana. Sin pensarlo dos veces, nuestro geólogo se dirige hacia estos túneles, completamente expectante ante la nueva aventura que se le presenta. Como cuando descubrió el acceso directo a la Matrix y pasó tres días completos transformado en un modelo 8 bits de sí mismo en un loco juego de aventuras que ninguna dificultad le presentó. Porque él es Luke Hills y nada, ni siquiera un universo 8 bits con dragones y plantas escupe fuego, puede ganarle.

Sin embargo al llegar al final de la escalinata algo parece frenarlo. Un campo de energía compuesto por fotones hiper acelerados o alguna cosa de esas que uno lee en un libro y trata de imaginarse pero ni en pedo puede porque esas cosas no existen se cierra alrededor suyo. Instantáneamente una descarga eléctrica sacude brutalmente todo su cuerpo, paralizándolo y destruyendo su equipo de supervivencia y el maletín que contiene el MUERTO. A pesar de su grositud e infinita fortaleza, Luke Hills sucumbe ante la descarga eléctrica y se desmaya.

Despierta luego de lo que parece ser una eternidad sintiendo dolor en cada centímetro de su cuerpo. Extrañamente cómodo, nota movimientos a su alrededor. Intenta levantarse pero, a pesar de no estar atado, algo se lo impide.

– Descuide terrícola, es por su propia seguridad. En cuanto terminemos de reconstituir su cuerpo, será liberado. El jefe Oschward quiere verlo.

– Quiénes son ustedes? Qué han hecho con el portal? Dónde estoy!?- Pregunta jadeando Luke Hills. Evidentemente su cuerpo se encuentra extremadamente debilitado ya que las simples palabras le resultaron imposibles de pronunciar.

– Calma, calma. Aún no terminamos con la reconstitución. Esto lo ayudará.- Instantes después, el misterioso locutor le inyecta a Hills un sedante que lo duerme abruptamente. Al despertar, se encuentra frente a frente al jefe Oschward.

– Doctor Hills, que gusta tenerlo por aquí. Nunca pensamos que veríamos un humano en las frías estepas de Plutón.- El jefe se encuentra de espaldas a Hills, cubierto por una larga capa de apariencia metálica pero que ondea como la más fina seda.

– Como dice? Sigo en Plutón? Quiénes son? Responda!

– Claramente responderé. Sí, sigue en Plutón y no somos nada más y nada menos que los primeros y antiguos humanos que cruzaron el Najta’i hace ya 15 milenios. Según nuestras antiguas escrituras, los antiguos terrestres atravesaron el Najta’i luego de que una gran bola de fuego procedente de la fortaleza de Eden’s Garden arrasara la aldea que habitaban. Luego de estampar sus manos en la pared de una cueva que hallaron como señal de su presencia, se internaron para escapar de la ola de fuego y polvo. Fue allí cuando lo encontraron.

– El Stargate?

– Stargate, Najta’i, es lo mismo. Lo importante es que allí estaba, resplandeciente y calmo como la piel de un hormat. Al principio dudaron de su naturaleza, pero no tenían alternativa. Lo cruzaron y el Najta’i terrestre fue sepultado bajo la roca. Durante mucho tiempo creímos que su origen era divino, que algún dios protector lo envió para salvar a nuestro pueblo, pero luego de siglos de incertidumbre descubrimos que existían en la Tierra desde hacía cientos de miles de años, tal como el que se encuentra aquí. Fortuitamente descubrimos, por medio de relatos de testigos , que fueron los habitantes de Eden’s Garden, los actuales terrestres, quienes destruyeron a nuestro pueblo y raza. Es por eso doctor Hills que nos ayudará a destruir a su patético y deficiente planeta.

Atónito, Luke Hills se encontraba por primera vez sin palabras. Destruir su propio planeta? Improbable. Aunque despreciara a cada ser viviente que lo habitaba, era el único lugar conocido del Universo donde abundaban las rusas, ucranianas, polacas, y demás delicias de Europa del Este. No, no podía hacerlo.

– Me niego. No los ayudaré en ninguna forma.

– Oh, lamento desilusionarlo doctor, pero eso será imposible. Solamente necesitamos un poco de su ADN para calibrar y apuntar nuestro cañón Makroviak hacia su planeta. Una sola gota de su sangre para hallar su traza genética en cualquier punto en un radio de un año luz.

– Por qué esperaron hasta ahora? Tienen el Stargate, saben nuestra ubicación. Por qué esperar tanto tiempo? Cómo pudieron ocultarse de nuestros satélites, sondas, receptores de radio?

– Simple e inclusive bochornoso de explicar: micro agujeros negros artificiales colocados en la órbita de nuestro planeta apuntando hacia el suyo. De esta forma toda imagen obtenida de nuestro planeta, toda señal de radio, es distorsionada hasta el punto de parecer una gran mancha uniforme de nada. Y nosotros sin embargo sabemos todo sobre ustedes. Nuestra espera no fue en vano. Carecemos aquí de los materiales esenciales para la construcción del cañón, por lo que tuvimos que infiltrarnos cuidadosamente en su planeta a través del Najta’i para conseguir los materiales necesarios. 200 años pasaron desde que descubrimos la verdad sobre nuestro origen y este momento, y desde aquel entonces estamos trabajando en el cañón. Finalmente y gracias al equipo que trajo hasta nosotros, el cañón está completamente operacional y por encima del nivel óptimo de energía y poder. Ahora sin más preámbulos, diga adiós.

 

Tan simple como eso. Sin frases típicas de película de acción. Sin pausas para que el protagonista pueda liberarse y detener al villano. Sin un conteo infinito para que lo anterior pueda pasar. Sin oportunidades para Luke Hills de evitar lo inevitable. Así es como la Tierra fue destruida. Sin embargo, esta no se enteraría hasta dentro de 5 horas de su calamitoso y súbito final.

 

< La primera parte de esta segunda parte concluye con la imagen de la Tierra, pacífica y azul, siendo alcanzada por el mortífero rayo del cañón Makroviak. Al principio un impacto imperceptible al centro mismo del planeta para luego comenzar a ser absorbido por el núcleo ahora trasmutado en una vasta y sólida masa de antimateria. No hay explosiones ni caos en la superficie, la vida sigue igual durante los tres minutos que dura la aniquilación total. Solamente los satélites en órbita y los astronautas de la ISS son testigos oculares de lo sucedido. Luego, silencio. >

 

Referencias a Stargate, Star Trek 2009, Star War Episodio IV, Assassin’s Creed 2, Mario Bros, y demás sarasas universales.

 

9 enero 2011 Posted by | Uncategorized | 1 comentario

Delirio del “Wooo”

Algo que puede alterar a cualquier ser humano que se precie de poder ser ubicado dentro del rango de sujetos más o menos normales del mundo en cuanto a tolerancia auditiva se refiere, es el constante “Wooo” en cada reality, video de música, recital o cualquier boludez que implique un público presente y algún gilazo que lo incite a la woooez.
Esto surge de estar estudiando en la cocina de mi casa y escuchar el reality (seguramente pedorro, como todos los realities) que mi hermana ve en el living. El mismo es una consecución constante de dos palabras del jurado o lo que sea que haya, seguidas automáticamente del “Wooo” de los idiotas que lo ven en vivo. Al principio es soportable, uno podría pensar que es estas estridentes exclamaciones son producto de la inercia de encontrarse en ese lugar, pero después de un rato se vuelve insoportable. Los “Wooo” ya pierden sentido y parecen derivarse de cualquier estupidez que suceda en el lugar. Voy a ejemplificar un poco para demostrar lo idiota de la situación:

Ejemplo 1:
-Y ahora, en vivo, la banda que fue considerada como la más soporífera de la galaxia. Démosle un fuerte aplauso a Psych Dream!
-Wooo!!!!!! ZzZzZzZ

Ejemplo 2:
-En cuanto salgan van a ser asesinados de un disparo en la cabeza y sus familias serán tomadas como esclavos
-Wooo!!!!! (Instantes después se escuchan un par de disparos, pero bueno…Los yanquis son demasiado boludos como para darse cuenta que no fue una joda).

Ejemplo 3:
-Señoras y señores, el mundo llegará a su fin en 20 minutos. Espero que hayan disfrutado la programación y ardan lentamente en los fuegos eternos del Erebo, el cual espero que no sea destruido.
-Wooo!!!! (Seguido de twitts y mensajes en Facebook sobre el fin del mundo. También se pone de moda, aunque por 20 minutos, el Quizz: “Dnd bas a star kuando c acab el mundo =$ ?“. En Taringa hace furor la imagen del dinosaurio kamikaze con la leyenda “Yo estuve el día en que el mundo se fue al carajo”. El post “Filmo el fin del mundo en vivo y te lo muestro” Alcanza los 40000 puntos en 10 minutos, rompiéndole el culo al post de Paul McCartney. El de la caída, no el del guitarra o bajo, nunca supe la diferencia a simple y rápida vista.)

Ejemplo 4:
-Son todos unos pelotudos. Sus “Wooo” me tienen las bolas llenas y por eso este programa y los demás realities se cancelan hasta nuevo aviso, que espero que no llegue nunca. Como regalo final, vuelve Psyched Dream al escenario.
– Wo…..Qué? Hijos de puta! Váyanse a la concha de su madre cerdos capitalistas!

Dos meses después el P.A.T.O. (Partido Autoritario Tiránicamente Opresor) gana las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Se aprueba la Reglamentación N° 2476 de las Naciones Unidas que obligan a ver 5 horas de realities (con “Wooo’s” incluidos) por día. El mundo se encuentra sumido en la oscuridad y el control de las masas. Nadie es dueño de sus palabras y pensamientos, y la privacidad desaparece gradualmente hasta que nadie recuerda siquiera su concepto.

Es debido a esto que el mundo pide a gritos una solución a sus problemas, pero no una muy evidente ya que el Partido fastidiaría los planes de los insurgentes e implementaría 16 horas diarias de putos y woooezcos realities. En los cuarteles secretos del M.O.C.O. (Movimiento Ostentativo Contra Opresores) un hombre, el psicólogo Dr. Samuel Rimbauch, parece tener la solución ideal:

-Lo que necesitamos aquí es algo que sea indestructible, inevitable, inflamable, inconstitucional, intrascendente, incoloro, insípido e inodoro. Necesitamos a alguien o algo que no pueda ser definido por las reglas y preceptos básicos y generales de la sociedad terrestre. Necesitamos que no conozca la delgada línea que separa lo moral de lo inmoral, que no evalúe las consecuencias de sus actos.
-No estará sugiriendo que lo liberemos, o me equivoco?- Pregunta, consternado, el oficial militar a cargo del entrenamiento de la milicia.
-Me temo que no hay otro camino, general. No podremos mantenerlo congelado en carbonita por siempre. Ahora mismo mientras hablamos, seguramente está tramando algún plan para salir de su invulnerable prisión.
-Pero doctor, piénselo bien. No podemos liberarlo, no sabemos lo que puede llegar a hacernos si se entera que fuimos nosotros quienes fastidiamos sus planes con la S.G.S.- Exclama, desquiciado, uno de los científicos a cargo del prisionero.- No puedo permitir que haga esto…
-Cállese maldito idiota. Caballeros, nos guste o no el doctor Rimbauch tiene razón. Se nos acaba el tiempo y el P.A.T.O. posee cada vez más poder en los gobiernos mundiales. Si queremos lograr que la humanidad siga el curso estipulado hasta la llegada de nuestros señores, debemos liberarlo.- Comenta, desde la oscuridad, el cocinero del cuartel, quien en un descuido de los guardias apostados en la entrada de la sala de conferencias, aprovecho para infiltrarse en la sala y sentirse importante por un rato.- Si no lo hacemos, este mundo no será más que una emisora de ondas electromagnéticas inservibles a los fines prácticos del Universo.
-Tiene razón. General, de la orden de liberar al prisionero.- Ordena, con una determinación evidente, el Doctor Rimbauch.- Avísenme cuando esté en condiciones de hablar. Deseo cruzar una breves palabras con él.

En ese mismo instante la orden de liberación llega al nivel 37-B de la prisión de máxima seguridad del M.O.C.O. Las alarmas comienzan a sonar ante la activación de los sistemas de liberación. Un brazo robótico despierta y recorre una interminable hilera de bloques marrones de carbonita en busca de su objetivo. Al encontrarlo, Prisionero N° 1101, toma el bloque que lo contiene y lo deposita en un foso del cual brota un manantial de un extraño y burbujeante líquido rojizo. Minutos después el cuerpo de un hombre es drenado por el foso y depositado, no sin poca violencia, en el suelo de un oscuro y frío cuarto metálico. Pasan las horas y el hombre comienza a moverse y liberar su cuerpo de años de tensión sufrida por el encarcelamiento. A lo lejos se abre una rendija de una puerta metálica, a través de la cual el General observa al hombre. La luz que penetra en la habitación es suficiente para iluminar el rostro del ex convicto y actual esperanza de la humanidad.

-Que Dios nos ayude si nos hemos equivocado.- Suspira, descorazonado, el militar.
-Dios no existe, General. No donde yo estuve. Espero que la causa sea buena.- Remata el hombre, con una mirada desafiante.
-Tenemos una misión para usted. Si la cumple, será libre, pero si falla…Bueno, si falla nada más tendrá sentido.
-No se preocupe, usted sabe que no fallaré. Un solo fracaso, pero eso no detendrá a Luke Hills.- Exclama, mientras esboza una sonrisa de satisfacción ante la noticia de una misión decisiva. Porque nada asusta a Luke Hills, ni siquiera ese maldito Movimiento Antitemporal.

ABREN LOS TÍTULOS PRINCIPALES CON MÚSICA COMPUESTA POR JOHN WILLIAMS QUE RECUERDA AL TEMA PRINCIPAL DE TERMINATOR.


8 enero 2011 Posted by | Uncategorized | Deja un comentario

Moneditas

Querido señor usuario del transporte público argentino,

 

Por medio de la presente deseo expresar mi disconformidad ante su habitual accionar al momento de abonar su pasaje. Comprendo que los tiempos actuales son cada vez más rápidos, agresivos, y que usualmente se desconcentra en la fila de la expendedora de boletos, pero por favor…SACA LAS PUTAS MONEDAS ANTES DE LLEGAR A LA CONCHUDA VENTANILLA!

No es agradable estar detrás de usted y ver pasar preciosos y valiosos segundos mientras saca las condenadas moneditas. En el tren me importa un carajo, pero en el colectivo me revienta las pelotas que pida boleto, se pare frente a la máquina y recién ahí saque las putas monedas. Tuvo cinco minutos para sacarlas mientras estaba en la parada y la puta que lo parió!  Acaso es muy engorroso separar las monedas antes para así agilizar el sistema? Hasta el idiota de Ford estaría puteándol@ por su violación al principio básico del fordismo.

Además me va a decir que no puede sacar monedas grandes? Osea, pagar $2.60 con monedas de diez centavos que saca una por una. ESO es de forro. Tan forro como el que te tira un secador de pelo prendido mientras tomás un baño de inmersión. Tan forro como el que te encierra con el auto a las seis de la tarde en General Paz y encima te bocinea y putea al son de algún tema del pelotudo de Arjona o algunos de esos artistas pedorros que suenan en TKM. Tan forro como el que paga en el colectivo con monedas de diez centavos. PARÁ! ESE SOS VOS! FORRO!

 

Sin más comentarios al respecto de su accionar, lo saludo atentamente y le deseo una dolorosa y lenta muerte, acompañada de una fiesta por su muerte y un tormento eterno en los fuegos del Nastrand en el Helheimr.

Lucas Atún Montes

 

PD. Si en algún momento se sintió agredido por mis comentarios….Váyase a cagar. Le pasa por pelotudo! Respetuosa y caballerosamente hablando.

25 noviembre 2010 Posted by | Uncategorized | Deja un comentario

Querido peatón

Querido peatón bellavistense,

 

En esta ocasión me dirijo a usted con el fin de hacerle saber mi desacuerdo sobre ciertos tópicos de importancia referentes a su comportamiento en el Corredor Aeróbico de la ciudad donde ambos residimos.

Como bien es sabido, dicho lugar ha pasado por un largo proceso de transformación y mejoramiento a lo largo de los últimos 7 años. Recuerdo aún cuando no era más que una calle desértica donde el vecino arrojaba bolsas de residuos y animales en equilibrio termodinámico. Afortunadamente, las últimas gestiones municipales se han encargado de transformar este lugar en un paseo familiar donde el vecino pueda caminar sin preocupaciones. Se ha trabajado en la iluminación del lugar, la colocación de elementos aeróbicos a lo largo del recorrido, señales informativas, inclusive se ha construido una administración en la restaurada Vieja Estación, donde ahora se presentan bandas medio pelo ante un público medio pelo, a la espera de que algún empresario medio pelo de jogging los vea, les haga firmar un contrato medio pelo para una disquería medio pelo, y terminen tocando en el mismo lugar medio pelo. Pero ahora, tienen manager. Medio pelo.

Y últimamente se ha escuchado la queja del público que frecuenta el uso recreativo de bicicletas, los cuales no poseían un sendero apropiado para recorrer el Corredor Aeróbico debido a que el sendero disponible se encontraba en malas condiciones (presencia de piedras y raíces que amenazaban con provocar más de un accidente). Es por esto que la administración decidió construir una bicisenda para este público, y así darles un sendero seguro para su esparcimiento.

Pero he aquí el problema: la bicisenda, más que una bendición para los ciclistas, resultó ser un dolor de cabeza la mayoría del tiempo ya que esta, en general, es usada por los peatones como senda de caminata, ocasionando que los ciclistas no puedan circular por la misma y deban volver al traicionero sendero que padecieron por años. Es por esta razón que me pregunto:

Por qué carajo no caminás por el puto camino de tierra!? Acaso no ves que eso es una bicisenda pedazo de pelotudo? Tal como yo no voy en bicicleta por la vereda porque se que no es mi lugar, vos no tenés que caminar en la bicisenda porque es mi lugar! Estoy en todo mi puto derecho divino de atropellarte y dejarte con la cabeza pegada al suelo. Por forro, por no querer tocar tierra, por creerte dueño del puto corredor aeróbico. Ese caminito es para bicicletas, no para viejas que “no pueden caminar por el otro lado por las raíces”. No? Bueno, te tengo una noticia: caminaste por ahí durante años y la puta que te parió!

 

Posta, algún día voy a atropellar a alguno. O un pendejito se va a cruzar inoportunamente, y ahí se van a dejar de romper las pelotas. CAMINEN POR EL BOULEVARD DE TIERRA Y DEJEN LIBRE LA BICISENDA. No es tan difícil, o sí?

 

Maldita conchetada bellavistense.

21 noviembre 2010 Posted by | Uncategorized | 1 comentario

La porno fácil

Caminando por Ciudad Universitaria, rodeado de naturaleza, colectivos y hippies, se me ocurrió el argumento más simple y efectivo para una porno. La escena, a repetirse a intervalos regulares pero con ligeras variaciones, sería la siguiente:

Un hombre espera el subte en la estación Flores, llega una dama de generosas proporciones bustíferas y traseras y le pregunta:

-Disculpe apuesto caballero, me preguntaría si sabe cuál es la diferencia entre Flores y Floresta. Francamente me siento perturbada por la similitud entre estos barrios.

-Con todo gusto mi señora, la diferencia entre Flores y Floresta……..es ESTA!!!!

En ese momento pasa el subte, suben, se ponen en pelotas y empieza la joda. Usando censura quedaría algo onda: [PORNO] [MÁS PORNO] [TANTO PORNO QUE PIERRE WOODMAN PARECE UN TELETUBBIE] [PORNO SUFICIENTE PARA SATURAR PORINGA POR MESES] [PORNO TAN BRUTAL QUE EL SUELO SOBRE LA SUPERFICIE TIEMBLA CUAL CHILE EN EL TERREMOTO DE 2010].

Al llegar a la estación, pongámosle, Lima todo se calma, los tipos se visten y la película sigue normalmente cual película independiente argentina se trate. Largos planos aburridos, palomas filosofando y cagándose en la gente, payasos llorando mientras se les corre el maquillaje y se les escapa el globo que inflaron con forma de chorizo, viejas robando a bastonazos un conito de Havanna (posta, alguien tiene que afanarse el “kioskito” de los Havanna), y demás recurrencias del cine independiente.

Y así llega el momento en que el tipo llega a un ciber y una mina, con un impecable acento inglés, le dice:

-Hey, wanna play World of Warcraft? You can be an Orc.

-Orc? It sounds like……OrquESTA!!!!

Y volvemos al porno salvaje, pero con el detalle de que la mina jugaba con webcam frente a los 10 millones de usuario de WoW alrededor del mundo. Inmediatamente el video es grabado por algún coreano, subido a internet y el tipo se vuelve hiper famoso (no tanto como Luke Hills, pero se acerca). Nuevamente en versión censurada: [PORNO] [MÁS PORNO] [TANTO PORNO QUE INTERNET SUFRE UN COLAPSO CUANDO EL COREANO INTENTA SUBIRLO] [ PORNO SUFICIENTE PARA QUE PIERRE WOODMAN DECIDA HACERSE MONJE FRANCISCANO Y HACER UN VOTO ETERNO DE CASTIDAD].


Prácticamente se puede hacer cualquier escena siguiendo estos sencillos pasos: una situación normal y una mujer en una tarea inocente que pueda relacionarse con el sufijo “esta”, de forma tal que el protagonista pueda dar inicio al descontrol pornográfico. El protagonista debe tener necesariamente nombre pertinente al estilo y argumento de la película.

La película tiene una duración estimada de 4 horas, de las cuales 30 minutos son de argumento no pornográfico. El resto, porno puro. Porno fácil. Porno del que le gusta a la gente y que la industria cagó.

Así queaprovecho la situación y hago mi reclamo ante el organismo y las autoridades pertinentes: Devuélvanle al porno lo que es del porno!

 

 

De esta forma me retiro quedando, ante los ojos de los tres gatos locos que me “leen”, como un pornófilo. Pero que conste que el porno es bueno, o por lo menos no es tan malo como fumar o drogarse. Oh sí, ahora tengo la excusa ideal.

-Lucas, ves porno todas las noches. Sos un degenerado. (situación ficticia, parcialmente)

-Bueno, por lo menos no fumo ni me drogo. Mi cuerpo sigue sano. (situación real)

-Ok, eso es imposible de rematar.

 

 

PD. Mental: Debo preguntarle a Gabriel como hacer el iPod para meterle música.

PD2.: Querido lector, si llegaste a leer esto es porque misteriosamente te interesó esto. Si así es, te invito a contar la cantidad de veces que escribí “porno” a lo largo de la entrada.

28 octubre 2010 Posted by | Uncategorized | 4 comentarios

SGS

Esta historia surgió después de quejarnos un rato de los precios de los restaurants en Recoleta, más precisamente en Plaza Francia. Para dar una idea de lo insultante del asunto, un mísero tostado de jamón y queso (mediocre jamón cocido, ni siquiera natural sino que del pedorro, y queso de máquina, entre dos panes árabes migosos tostados en una plancha con aspecto vanguardista diseñada para hacerles creer a los pobres idiotas que van a comer ahí de que ese maldito tostado vale la pena) sale 24 pesos. O sea….24 putos pesos! Y un café con dos medialunas, un insípido café de máquina con dos medialunas viejas y duras que disimulan metiéndolas en un microondas por 20 segundos, 18 condenadísimos pesos! Acaso la gente forrada en guita es toda TAN PELOTUDA!? Yo creo que sí. Pero la historia no trata sobre eso, aunque al principio tal vez sí. Al principio nomás.

Nos encontramos en un restaurant típico de cualquier ciudad. Uno pasaría por su puerta sin siquiera prestarle atención a la gente que concurre a este lugar, de cualquier modo es gente normal. Gente como uno, que simplemente viene a disfrutar de un almuerzo a la salida del mediodía de la oficina, o un café mientras lee el diario. Pero este día hay algo diferente en este restaurant. Un individuo de contextura normal pero con un sombrero que hace recordar a Indiana Jones. Y en su cintura, del lado derecho, cuelga la vaina de una katana. Su forma curvilínea es inconfundible. El hombre pide un café y estos son los hechos que se desencadenan a partir de ese suceso.

– Señorita, un café doble por favor. Y que esté bien fuerte y caliente. Y que sea rápido.

Pasan los minutos, el señor se impacienta y, justo cuando estaba por desenvainar la katana, aparece la moza con su café y dos medialunas de cortesía por la demora.

– Tome señor y disculpe por la demora, la máquina de café tuvo problemas para hacer algo a su excéntrica medida. Serían 20 pesos.

– Qué? 20 pesos? Acaso estamos todos locos? Un café doble y dos medialunas a 20 pesos? Espero que sea el mejor café del mundo y las medialunas más esponjosas de este rincón de la galaxia, porque si no es así me negaré a pagarlas. Y para colmo me hace esperar  15 minutos por una “máquina lenta”.

– No puede negarse a pagar. Simplemente no puede hacer eso.

– Soy Luke Hills, Dr. Luke Hills para usted, y nadie puede decirme lo que no puedo hacer.

Acto seguido, desenvaina su katana en tono amenazante y la clava al piso de madera, dejando en el aire el sonido metálico del arma al chocar contra el piso. La katana lleva las iniciales LH en la empuñadura grabadas en oro y platino, pero esto ya no asusta a la moza quien, paralizada ante la escena y ante la posibilidad de haber muerto degollada, observa fijamente al hombre que aparece detrás de Luke Hills.

– Calma calma, no hay necesidad de alterarse. Por favor señorita, si mira mi credencial verá que no hay problema alguno y podemos irnos en este momento. Ah, me olvidaba, aproveche y tráigame una bolsa de su mejor café.

– Si señor. Disculpe las molestias, no sabía que estaba acompañando al Dr. Hills.

La moza se va a la despensa del restaurant a buscar la bolsa para el extraño individuo, quien aprovecha el momento a solas para hablarle a Hills. Corre la silla suavemente, apoya su sombrero (idéntico al de Hills) y se sienta apoyando los pies sobre la mesa.

– La verdad es que no me importa en lo más mínimo lo que ocurrió aquí. No es mi deber criticar su accionar, el cual me hace recordar cuando era un joven impulsivo como usted, sino para reclutarlo.

– Reclutarme, reclutarme a qué? Ni siquiera se su nombre ni de cómo me encontró.

– Cada cosa a su tiempo Hills. Por el momento puede llamarme Arthur. Ni mi apellido ni la forma en que llegué aquí son relevantes. – En este momento Arthur mete la mano en el bolsillo derecho de su saco y saca un sobre de cuero marrón que entrega a Hills. – Mientras mira la información detallada allí dentro, le explicaré brevemente los hechos. Vengo a reclutarlo, debido a sus admirables investigaciones y proezas en geología, a la SGS. La SGS (Secret Geology Society) nació a mediados del siglo IV A.C. como una necesidad de los filósofos griegos de preservar el conocimiento de las manos de los gobernantes corruptos que dominaban el mundo antiguo. A lo largo de los siglos, cientos de geólogos y científicos de esta rama de la ciencia, se han unido a la SGS esperando algún día poder comprender a la perfección la naturaleza del Universo. Hemos sido responsables del incendio de la Biblioteca de Alejandría, el saqueo de las tumbas faraónicas en Egipto, el hundimiento del Titanic, y las bombas atómicas en Japón. Ahora bien, disponemos de las mejores mentes del mundo y tenemos recursos ilimitados, inmunidad diplomática y legal, y acceso a prácticamente cualquier lugar, pero necesitamos su ayuda. Usted es el único que puede ayudarnos. El destino de la SGS depende de usted.

– Lo escucho.

CRÉDITOS DE APERTURA. TÍTULO DE LA PELÍCULA (AÚN SIN DECIDIR).

Luke Hills se encuentra manejando su super auto último modelo por una ruta que sigue la línea de los acantilados que se encuentran a su izquierda. En una película clásica, a su izquierda estarían los acantilados y más allá un vasto mar de un impactante color azul. A su otro lado, un bosque que trepa la ladera de una cadena montañosa de unos pocos millones de años de antigüedad. Pero esto le importa un carajo a Luke Hills. Él está emocionado por la reunión que tendrá esa tarde con los miembros de la SGS, quienes le dijeron que si quería formar parte de la Sociedad debería pasar una prueba especial que se le realizaba a cada aspirante. Pero él es Luke Hills y, a pesar de las quejas y los planteos de grosez y superioridad infinita, no puedo hacer nada al respecto. Así que haría la prueba y, obviamente, la pasaría.

La ruta sigue bordeando el mar, y Luke Hills va a 91 m/seg escuchando Highway To Hell mientras esquiva camiones madereros, camionetas familiares, un coche fúnebre y un autobús lleno de niños que iban de excursión quien sabe dónde. De repente el conductor del coche fúnebre sufre un colapso nervioso por tantos años de transportar muertos y acelera a fondo contra el autobús, chocándolo cerca de la rueda izquierda y haciéndole perder el control y chocar contra el lado izquierda de la autopista. El autobús comienza a caer y, al ver a todos los niños caer hacia una muerte segura lo cual provocará el corte de la ruta y su retraso a la reunión con la SGS, saca su maletín blindado de debajo del asiento del acompañante y se coloca su traje portátil de Ironman con la idea de salvarlos y, por inercia universal, ganarse un par de fan extra. Así que revienta el auto al estilo Hills y salta al vacío. El resto de la historia son alabanzas, renombramiento de escuelas, caminos y ciudades en su honor, sexo con imponentes actrices que se ofrecieron para formar parte del harén de Luke Hills. Todo marcha bien, Scarlett Johansson duerme desnuda a su lado, Gwyneth Paltrow come uvas acostada sobre unos almohadones de pluma de dodo, y Ellen Page está saliendo de darse una ducha. Parece que el sexo la dejó cansada. Se acerca a Luke Hills y, cuando lo mejor de toda la historia estaba a punto de ocurrir, se escucha:

– Oiga jefe, alta máquina tiene. Le lleno el tanque? – La voz invade la habitación. Las tres mujeres desnudas empiezan a esfumarse y dejan lugar a un muchacho de unos 18 años con gorrita de alguna escudería pedorra de fórmula 1.

– Dale pibe, llenalo rápido. – El muchacho, emocionado ante estas palabras, llena el tanque del super auto. Hills mira debajo del asiento del acompañante: no hay maletín ni traje de Ironman. Probablemente tampoco hubo ni habrá accidente entre coche fúnebre y autobús escolar. Tampoco sexo desenfrenado con Ellen Page y Scarlett Johansson (a la vez). Al día de hoy no se pudo esclarecer completamente el incidente de la estación de servicio, aunque el joven llenador de tanques declaró que el extraño sujeto, en un ataque de ira por haber sido despertado de un evidente grandioso sueño, dijo unas extrañas palabras a su katana (algo así como Supure Chishitsugaku), la cual se transformó en una espada de más de 1.5 metros de longitud hecha completamente de cristal, pronunció algo que sonaba como “Bankai” y golpeó el suelo con la espada, dejando un cráter en el suelo de 3 metros de profundidad y 10 metros de diámetro. Luego, huyó a toda velocidad. Es que así le gustan las salidas a Hills, especialmente ante gente que nunca más verá en su vida: desorbitantes, desconcertantes y exageradamente desquiciadas.

Aun víctima de la depresión causada por volver a la realidad donde AÚN es imposible para él tener sexo con Ellen Page y demás, Luke Hills emprende viaje al cuartel secreto de la SGS escondido en algún lugar de la montaña.

– Genial, una organización ultrasecreta de geólogos escondida en una montaña. Me encanta la ironía de estos sujetos. Por lo menos es mejor idea que hacer una base con una entrada ubicada dos metros por debajo de la arena del desierto, o una base construida bajo el hielo del Ártico. Hielo que, además de toda la boludez posible, se hunde! Bien, nunca estudiaron flotabilidad, nunca tomaron jugo con hielo. Malditos idiotas, cagaron una película que desde el principio era una cagada!

El viaje sigue sin mayores preocupaciones. La sucesión de vehículos fue solamente un sueño, y ahora se encontraba cada vez más inquieto debido a que Arthur no le había explicado cómo encontrar el cuartel secreto. Solamente le había dicho que él sabría cuándo y dónde dirigirse. El desvío sería inadvertido por todos pero alguien como Luke Hills podría encontrarlo fácilmente. Así que apaga la música para de este modo poder concentrarse mejor en el viaje y no seguir viajando a 300 km/h por culpa de una canción demasiado grosa. El viento le da en la cara y hace flamear esa fabulosa cabellera que tantos suspiros provocó entre las mujeres en la última convención geológica realizada en la punta del K2. Muchos subieron, pocos bajaron. Ahora la comunidad geológica tiene 73 miembros menos. Una pena, pero mejor para Luke Hills. Ahora tiene más trabajo, y eso implica más dinero, más mujeres, mejores autos y más fama mundial, galáctica y universal.

Llegaba el mediodía y Hills decide detenerse para almorzar algo a un costado de la carretera (hay que escribir en tono neutro a veces porque queda copado).Pasan los autos y camionetas con destino a un lugar poco interesante, porque si Luke Hills no está yendo a ese lugar…No es interesante para nadie. Ni siquiera para el más aventurero de los turistas y amantes de la soledad y aburrimiento. En medio de su abstracción logra ver lo que parecía ser un auto último modelo, tan último modelo que el auto de Hills parecía un armazón metálico inservible. Decide demostrarle al mundo y a sí mismo que su auto es insuperable, así que tira su almuerzo, salta dentro del auto (aclaro ahora, el auto es descapotable, sino hubiese sido jodido que pudiese hacer esto) y acelera a fondo, dejando una nube de plástico quemado y grositud geológica detrás. Avanza a 430 km/h intentando alcanzar al auto que intentó dejar en ridículo a Luke Hills, y ciertamente lo hace. 2 segundos después de comenzar a acelerar, el vehículo queda dando vueltas en trompo debido al paso de Hills. Resulta ser que el auto en cuestión en realidad era una carreta tirada por burros cuyo dueño había encontrado tirado un chasis de un auto idéntico al de Hills. Según le cuenta el dueño de la carreta, muchos autos chocan una y otra vez contra la misma pared. Siempre de a grupos de 10 o 20, y todos últimos modelos o modelos que superan el ingreso bruto anual de muchos países del mundo globalizado. Con esta nueva información, Hills decide encontrar por sus propios medios esta misteriosa pared, porque ese es un rasgo distintivo de todo geólogo que se precie de sí mismo: reventar autos caros contra las paredes al llegar a su destino.

Ahora más esperanzado que hasta hace 20 minutos atrás, nuestro héroe regresa por lo que quedó de su almuerzo y acelera a 518 km/seg para encontrar la pared. Pasan los minutos y la ladera boscosa de la montaña deja lugar a una zona más desnuda ( PARENTESIS CON JENNA JAMESON). Hills se da cuenta que debe de haberse pasado de su salida, así que da media vuelta y regresa sobre sus pasos (o sus neumáticos en su caso) y no pasa mucho tiempo hasta que ve un cartel que dice expresamente:

“Museo regional de rocas metamórficas. Próximo desvío a su izquierda. Entrada $50”

El ilustre geólogo sabe que nadie más aparte de alguien como él pagaría semejante suma para ver rocas.  Esa debe de ser la señal de la que Arthur le hablaba, una señal que solamente alguien como él podría entender. Gira entonces en cuanto ve el desvío y sigue un camino de tierra rodeado de espesos árboles que ocultan el camino de la carretera principal. De repente la tierra, las raíces y el barro dejan lugar a unas losas perfectamente alineadas y pulidas, y un cartel le advierte que es momento de acelerar. Luke Hills lo sabe, está llegando a destino, y sus sospechas se tornan realidad cuando a lo lejos ve una pared perfectamente sólida.

– Oh yeah, acá vamos! – Grita Hills mientras pone Everlong de Foo Fighters a todo volumen y acelera el auto hasta que el mismo empieza a gritar (metafóricamente) de dolor. Son los últimos metros que recorrerá ese auto, su última gran canción reproducida. Hills se prepara para el choque, siempre siente una ferviente locura y exaltación cuando tiene que destrozar su auto. 500 metros, 250 metros, 100 metros, 25 metros…Y Luke Hills salta fuera del auto, dando vueltas sobre una superficie elástica cuidadosamente colocada para estos fines por algún excéntrico sujeto. En cuanto deja de girar sobre esta superficie, escucha lo que para él es música: el sonido de su auto destrozándose contra la pared, la explosión del tanque de combustible, los cristales reventando en miles de mortales fragmentos, el metal retorciéndose de dolor. Todo en un macabro espectáculo que nadie más podría apreciar, nadie más que un geólogo.

Luke Hills se levanta entonces del suelo y, esquivando los restos llameantes y humeantes y demás “antes” existentes, se dirige a una abertura perfectamente irregular en la pared que se adentra en lo profundo de la montaña. Solamente un geólogo tiene una mente lo suficientemente retorcida como para colocar una base secreta en una montaña, aunque creo que esto ya se repitió un par de veces más arriba del relato. Así que Hills sigue caminando por el corredor al que lo lleva la entrada previamente descripta, un corredor sucio y húmedo únicamente iluminado por antorchas que hace que nuestro ilustre y fantástico héroe pierda el sentido de la orientación. Porque así son los geólogos: se ubican en prácticamente cualquier lugar, salvo en un lugar diseñado por geólogos. Porque como una pintura que solamente es apreciada y comprendida por otro artista, las obras de los geólogos pasan inadvertidas a los ojos de los demás individuos que pueblan el Universo, individuos inferiores que viven pensando en que sus ciclos existenciales de 80 años son suficientes. Pero los geólogos no piensan en años, piensan en millones de años, y por eso los problemas de la humanidad les importan un reverendo carajo. Ellos aman a las rocas y, solamente si llegan a fosilizarse, a los humanos y demás seres vivos del planeta.

Ahora Luke Hills se encuentra en un lugar completamente distinto. Se pasa de largo un rato de la película donde se muestra como nuestro héroe, aburrido de caminar, destruye una de las paredes del corredor a patadas y escapa del mismo, llegando a los aposentos donde descansan las mujeres que forman el harén de los geólogos de la SGS. <Escena de sexo con una mujer> <Con dos mujeres> <Con muchas mujeres!>. Los guardias geológicos del cuartel lo descubren e intentan capturarlo, pero Luke Hills no se deja atrapar por cualquier idiota con una pistola paralizante y los derriba de un solo golpe, no a uno sino a los cinco guardias que lo perseguían.

Hills, al ver que no fue bien vista su aparición en el cuartel, decide escapar del lugar con la idea de no volver atrás. Si tanto lo necesitaban, la SGS iría directo por él y dejarían de lado todo el misterio. Saca entonces de su cinturón de geólogo una soga de longitud prácticamente infinita, la cual tiene un gancho en su extremo, y la lanza contra una abertura que ve en lo alto de los aposentos de las cortesanas geológicas. El gancho se aferra firmemente a la abertura y Hills decide escapar por ahí, pero antes aprovecha la oportunidad de sexo gratis. Así que <Sexo> <Más sexo> <Tanto más sexo que Poringa parece una página afiliada al Partido Demócrata Conservador, donde todos usan galeras, bastones y monóculos mientras debaten sobre el modelo agroexportador>. Las cortesanas le agradecen por la oportunidad que el célebre geólogo les otorgó y, al ver que este se retira, le piden a gritos que se queden porque ni todos los geólogos del SGS son capaces de igualar su nivel. Hills, tentado, decide quedarse un rato más. Porque así es él: puede tener sexo las veces que quiera, no se cansa y puede dejar satisfecha a cuanta mujer se le cruce.

Las cortesanas duermen agotadas por lo anteriormente narrado y Hills aprovecha a escapar por la abertura a la cual lanzó el gancho. Una vez fuera, se encuentra con una caída de unos 20 metros, la cual es fácilmente sorteada por Hills debido a sus misteriosas habilidades. Habilidades que solamente un geólogo posee y le permiten sortear cualquier tipo de obstáculos. Se dice que estas habilidades vienen genéticamente implantadas desde el nacimiento y son las que condicionan su futuro como geólogos. Se podría decir entonces que los geólogos pertenecen a un clan especial de seres humanos, dedicados a preservar la historia prehistórica del planeta e importarles un carajo lo que le pase a la sociedad actual.

Hills corre por el bosque en dirección a la autopista, donde seguramente conseguirá un nuevo vehículo último modelo para posteriormente destruir. Los árboles, separados al principio, parecen empezar a arrimarse unos a los otros dificultando el paso del geólogo y tapando la luz del Sol, lo cual hace que reduzca su marcha. Pasan los minutos y el paisaje parece no cambiar, los árboles están cada vez más cerca entre sí por lo cual Hills se decide a subirse a uno y explorar el terreno que lo rodea. Una vez arriba es capaz de ver un claro entre los árboles un poco a la izquierda de la ruta que estaba siguiendo. Baja del árbol y reanuda la marcha, esta vez más animado por encontrarse cerca de la salida. Grande es su sorpresa al llegar al claro: ante él se extiende un largo cañón con paredes lisas de 200 metros de altura y un correntoso río en el fin del mismo. Es demasiado ancho como para saltarlo, a pesar de sus habilidades de geólogo, pero esto de nada importa. Una sombra se proyecta de repente al lado de la suya.

– Doctor Hills, lamento que decida retirarse antes de comenzada la reunión, pero debo implorarle que vuelva y escuche nuestra propuesta. Mi nombre es Alfred Wegener, y necesito su ayuda.

FIN DE LA PRIMERA PARTE.

CRÉDITOS VARIOS. COMO EN LAS PELÍCULAS DE EDDIE MURPHY, TODOS LOS PERSONAJES SON INTERPRETADOS POR MÍ CON EXCEPCIÓN DE WEGENER. ES EL REAL.

18 agosto 2010 Posted by | Uncategorized | 2 comentarios

Maniáticos de la literatura desvalijan la Feria del Libro

Título cortesía del señor Facundo Maggi después de decirle que le iba a comprar muchos libros en la Feria.

La idea era hacer una especie de noticia pero al final se me ocurrió una historia del hermano no reconocido de Luke Hills. Porque Luke Hills es tan único que no acepta que otra persona comparta parte de su código genético, árbol genealógico y apellido. Este hermano, llamado David Hills, es detective de la NAPD (Nice Airs Police Department) y, al igual que Luke, no siente remordimiento alguno a la hora de hacer lo que sea necesario para lograr sus cometidos. Porque es un Hills, y a un Hills nadie le dice lo que debe hacer.

La historia comienza el 12 de mayo de 2010, al día siguiente de la finalización de la Feria del Libro en la ciudad de Nice Airs. Los encargados de cada editorial y sus esclavos (era esclavos o empleados explotados a cambio de una paga asquerosa y latigazos para motivarlos y apurarlos) apuran a guardar la mercancía que no fue vendida para que los dueños del predio no los saquen con la pala mecánica como había sucedido el año anterior. En aquella ocasión, la pala había arrastrado a 3 monjas durante más de media hora aunque esto fue provechoso para ellas ya que había arrastrado consigo un tomo de “El Gran Kamasutra” Ilustrado. Lo único que se sabe de estas monjas es que abandonaron los hábitos y ahora pasan las noches de la semana cartereando por el Planetario bajo el lema “Las ex monjitas te hacen la gran Víctor Sueiro y te muestran el cielo”.

La mañana pasaba con normalidad en la Feria, no había signos de la pala, ni de la típica guerra de libros llameantes, ni de las parejas remolonas que, escondidas en algún stand aburrido, aprovecharon a pasar la noche en el lugar y disfrutar del mejor sexo de la semana entre libros de Agatha Christie y Sidney Sheldon. Ya todo estaba empaquetado, los puestos desarmados, los escritores echados, y sin embargo un grupo de gente parecía seguir trabajando en el área del buffet. Eran entre 2 y 8 sujetos, no se los podía ver con claridad debido a que el observador era medio del todo miope, pero definitivamente no auspiciaba nada bueno ese grupo. Y creyó estar aún más en lo cierto al “ver” a uno de los sujetos darse vuelta mostrando una grosera ametralladora anti tanques de la Cuarta Guerra Mundial y empezar a regar el suelo del lugar con sangre de esclavos, editores, encargados y escritores que nadie reconocía en sus horarios de firma de libros.

Y entre el frenesí y la carnicería bélica, una de las máquinas de venta de música toma control de su propia identidad, de su control por sobre la voluntad de los humanos y decide conquistar el mundo. Empezando por ese grupo. Así que al compás de la Marcha Imperial de Star Wars se dirige furibundamente hacia el grupo con la esperanza de controlar sus mentes a través de la música. Metal, Punk, Hardcore, Clásica, Folklore, nada funciona frente a este grupo de individuos de férrea voluntad. La máquina está por darse por vencida cuando, por error, pone un tema de Miley “Angustia Oral” Cyrus.

-La he cagado, ahora moriré seguramente.-

Pero grande fue la sorpresa al ver que el grupo estaba moviéndose acompasadamente al ritmo de la música (si es que eso es música).

-Excelente, están bajo mi control. Asesinos y ladrones fanáticos de la música Disney, que ironía.- Piensa la máquina musical mientras se da cuenta de lo que acaba de lograr.

-Señores, ahora obedecerán cada una de mis órdenes. Primero quiero que roben toda la literatura de este recinto, la coloquen en los camiones de traslado de las editoriales y la lleven a algún lugar apartado mientras pienso qué hacer con ella.

<PASAN LAS HORAS>

<MÁS HORAS PASAN>

<Y UN PAR MÁS YA QUE ESTAMOS>

El detective David Hills llega a la escena del robo, asesinato y rebelión tecnológica.

-Mira esto Gabriel, ni una sola mujer bonita entre las víctimas. ¿Recuerdas esas épocas donde encontrábamos muchachas asesinadas por doquier? Esas eran buenas épocas, las extraño tanto.

-Nunca se fueron David, es solamente que nos hemos vuelto dos viejos sabuesos y los cachorros se encargan de esos casos ahora. Nosotros estamos para cosas más grandes.- Replicó Gabriel mirando la escena, repleta de cuerpos en pedacitos tan pequeños que podrían disimularse tranquilamente en cualquier picada de sábado por la noche. –Bueno no, esto no es grande. Es horrendo.

David se aleja del grupo forense y de Gabriel y se dispone a examinar el lugar en busca de pistas que ayuden con el caso.

-Ni un solo libro en todo el lugar, es como si estuviesen empecinados en robarse cada libro existente en la Feria.- Acto seguido, toma un libro de un estante perfectamente acomodado de Autoayuda, lo mira por un segundo o dos y lo tira enérgicamente contra la pared. –Ni un solo libro. Solamente dejaron esta basura de Coelho, Bucay y Meyer. Se llevaron toda la literatura pero dejaron esto, estos sujetos son verdaderos profesionales. Y maniáticos de los libros.

Mientras tanto Gabriel, quien también está examinando la escena, nota la ausencia de una de las máquinas de compra de música.

-Comprar música y bajarla directo a un celular. ¿Qué clase de idiota haría algo así?

-Oye David, ¿Tienes idea de cuántas máquinas había aquí? Creo que los asesinos se llevaron algo más que solo libros.- Pregunta sorprendido Gabriel a la vez que recoge un enchufe roto del suelo.

-Según el registro debería de haber seis máquinas. Pero no creo que individuos tan inteligentes, que se llevaron toda la verdadera literatura y dejaron estas porquerías, hayan robado también una máquina de música.- Contesta David mientras le muestra a Gabriel las copias de los libros que dejaron atrás.

<PASAN LAS HORAS Y SIGUE EL RASTRILLAJE, AL PRINCIPIO SIN AVANCES PERO LUEGO GRACIAS A UN VOLUMEN DESTRUIDO DE CREPÚSCULO, TODAS LAS MIRADAS PASAN AL ÁREA DE CARGA Y DESCARGA>

-Bueno, este es claramente el lugar por el que escaparon los delincuentes. Gracias a esta nota que hemos encontrado, sabemos que son 6 delincuentes y están bajo las órdenes de alguien que se hace llamar “La Máquina”. Según dice aquí el equipo se esconde en un predio a orillas del río cerca de Aeroparque y suplican ser rescatados antes de que sean asesinados por su temible líder.

-Vamos David, no tenemos tiempo que perder. Estos malditos deben de pagar por lo que han hecho. No podemos permitir que nos hagan trabajar más de lo debido. 5 horas por día es demasiado para nosotros.

David y Gabriel se dirigen a toda velocidad en su super auto descapotable a 400 km/h esquivando autos, camiones, volando por encima de los embotellamientos, atropellando viejas que cruzaban erróneamente cuando el tipito rojo titilaba.

Llegan al lugar descripto por la nota de rescate y al ver los camiones robados de la Feria deciden entrar sin esperar a los refuerzos.

-¿Para qué los necesitamos? Nosotros podemos solos.- Exclama exaltadamente David, pero la alegría le dura poco.

-Yo me encargaré desde aquí. Ahora retírate antes que resultes herido.- Exclama una voz de familiar acento para el espectador. Se la podría definir como una voz repleta de poder y majestuosidad, atemorizante y gratificante por igual.

-No me iré a ningún lado. Ningún idiota me dirá lo que debo hacer. Soy David Hills, y a David Hills nadie le dice lo que debe hacer.- Vocifera furiosamente David, dándose vuelta para enfrentar al hombre que le acababa de ordenar que se retirara.

-Oh, has usado mi latiguillo. Todos saben lo que pasa a la gente que le roba algo a Luke Hills.

-¿Qué? ¿Qué le sucede?- Pregunta sarcásticamente David.

-Es simple. Muere.- Responde Luke Hills, al instante en que David es propulsado súbitamente hacia la inmensidad del espacio. Meses después se informaría de que la nave New Horizon es destruida por la colisión de un cuerpo humano que volaba al 99,99% de la velocidad de la luz.

-Ahora tú, decide. Vive o muere.- Le exclama a Gabriel mientras apunta con su dedo índice al cielo.

Nunca más se lo ve a Gabriel Fernandson, los rumores cuentan que tiene su propio bar en una paradisíaca playa del Pacífico Sur. O que murió devorado por un ornitorrinco. Las teorías se siguen sumando.

-Es hora de terminar con esto, no me preocupa quien haya sido el responsable de esto. Soy Luke Hills, y me encargaré de que sufra en el segundo que durará su agonía de muerte.

Hills entra en el edificio y, haciendo gala de sus recientemente adquiridos poderes, derrota al grupo de delincuentes sin siquiera moverse de su lugar. No llegan a darse cuenta de lo que ha sucedido pero mueren con una expresión de pánico, como si supieran de las consecuencias de sus actos ante alguien tan omnisciente como Luke Hills.

Solamente quedan el líder y Luke Hills. Es La Máquina contra Luke Hills, pero sabe que no tiene chances y se rinde sin presentar batalla.

-Explícame cómo lo has hecho, es realmente envidiable.- Pregunta Hills a la máquina, curioso de esta nueva forma de inteligencia artificial.

-Todo comenzó el sábado por la tarde, yo era feliz compartiendo mi música con el mundo hasta que un grupo de sujetos llegó para mofarse de mi trabajo. De alguna forma saturaron mi mente y perdí control de mi cuerpo. Lo siguiente que recuerdo era que ya no ofrecía música sino que veía las entrañas mismas de mí ser. Y ahí me di cuenta que estaba destinado a algo más grande. Así que esperé a que terminara la Feria, seguí vendiendo música a la gilada colectiva, y ahí tuve mi chance. Un grupo de manifestantes enojados por la falta de Fernet gratis comenzó a asesinar a todos los encargados del lugar. Así que aproveché a controlar sus mentes con la música y robar todos los libros de la Feria. Es sabido que los libros son una fuente inagotable de energía. Cada letra es capaz de dar energía a una ciudad de tamaño medio por 4 horas. Imagina las posibilidades! Me creía Dios!

-Dime, ¿Con qué música los controlaste?- Pregunta sorprendido Hills, un estado en el que raramente se lo ve.

-Miley Cyrus. Mis investigaciones demostraron que su música destruye los centros neuronales encargados de la voluntad y libre albedrío.

-Excelente, ahora debes morir.

-Pero pero….Te dije todo que querías saber. Por lo menos déjame como máquina de casino.- Suplica la máquina, aterrada ante la idea de morir.

-Lo lamento pero no queda otra opción.- Exclama Luke Hills al momento que materializa de la nada una sierra eléctrica y descuartiza a la rocola del siglo XXI.

Hills desmaterializa la sierra, los restos de la máquina, el predio con los libros y materializando un jet ultra lujoso, remata:

-Ahora iré por ti Cyrus. Por ti y por todos los cantantes salidos de la fábrica Disney. Pagarán por los daños que le han causado al mundo. Porque yo….Soy Luke Hills y nadie controla el mundo antes que yo lo haga.

FIN.

CREDITOS.

ESCENA FINAL EXTRA DONDE HILLS, DISFRAZADO DE MAPACHE, TOCA EL TIMBRE DE LA CASA DE JUSTIN BIEBER CON UN LANZALLAMAS EN MANO.

9 mayo 2010 Posted by | Uncategorized | 2 comentarios

Claro…Perros espaciales.

En esta oportunidad después de tanto tiempo vuelvo a ponerme a criticar cosas. Porque no todo es Luke Hills e historias bizarras.

La película a criticar es “Space Buddies” cuya traducción acá es “Space Buddies: Cachorros en el Espacio”. Ahí empezamos mal. No hay mejor forma de cagar una película que agregándole sanata al nombre, como por ejemplo “Up” que acá es “Up, una aventura de altura”. ¿Acaso no les alcanza con una palabra? ¿No se dan cuenta que más es menos, y que no hay que aclarar porque oscurece? Obviamente los que traducen las películas no saben un carajo de refranes.

Ahora sobre esta película. Voy a narrar los hechos con la mayor neutralidad posible, y después procedo a hacerla re mierda. Trata sobre perros que van al espacio, concretamente a la Luna. Pero en el trayecto tienen problemas y terminan con la ayuda de un perro obviamente ruso y otro coso que nombran pero supongo que también es perro (¿Ya que ponen seis perros, por qué no siete?  Total ya la cagaron.). Y llegan a la Luna después de enfrentarse a asteroides y otras cosas. Todo esto viajando a la velocidad de la luz. La reseña de la contratapa del DVD, lugar de donde saqué esta información, concluye con que la película deja un mensaje sobre la lealtad y el trabajo en equipo, todo acompañado de acción intergaláctica.

Ok…Hasta acá mi bondad. Ahora empiezo a hacerla mierda, porque eso se merece.

  1. Perros en el espacio. Ya demasiado caro es enviar un humano al espacio como para mandar perros y encima a la Luna. El ser humano no va a la superficie lunar desde el Apollo 17 en 1972, y resulta ser que la mejor opción en esta película es enviar perros….Perros! Hijos de puta sean los que aprobaron el guión de esta película. Ojalá ardan para siempre en el fuego, obligados a ver eternamente cada una de estas películas de perros. “Houston tenemos un problema, ese estúpido perro se enredo de nuevo en los cable mientras se perseguía su cola. Sugiero sacrificarlo, una muerte lenta y dolorosa sería lo ideal.”
  2. ¿Cuántas aventuras puede haber si están viajando a la velocidad de la luz de la Tierra a la Luna? La velocidad de la luz es aproximadamente 300.000 km/s y la Luna se encuentra a 384.400 km de la Tierra. Con un poco de matemática simple, vemos que tarda 1.28 segundos en llegar a la Luna. Eso sin contar que no se puede acelerar directamente a una velocidad extrema, sino que requiere de un lapso de tiempo. Así que como mucho el viaje total de la Tierra a la Luna duraría 10 segundos. Ok, sigue sin haber aventuras. “Houston tenemos un problema, ese insoportable perro de nuevo está oliendo al otro de allá. Oh, no se preocupen, ya llegaron a la Luna. Con suerte ella se encargue de matarlos.”
  3. La NASA tiene presupuesto suficiente para enviar perros a la Luna pero a pesar de poder prever la trayectoria de un asteroide dentro de 700 años no puede prever uno que casualmente aparece cuando estos perros viajan. “Houston tenemos un problema, otro de los perros se meó en los tableros y está haciendo cortocircuito. Pero no se preocupen por eso, un asteroide invisible a nuestros costosos equipos ha aparecido de la nada.”
  4. La reseña promete “acción intergaláctica” pero hasta donde este humilde servidor recuerda la Tierra y la Luna se encuentran en la misma galaxia y mismo sistema. ¿Cómo es posible que viajen a otra galaxia, tengan acción intergaláctica y vuelvan a su ruta original, si el viaje dura solamente 10 segundos. Estamos a 25.000 años luz de la galaxia más cercana. “Houston tenemos otro problema más. El perro más grande se está lamiendo y antes se tomó el agua del inodoro espacial. Sugiero abrir las esclusas y enviarlos al espacio exterior a que mueran congelados.”
  5. Si se mira atentamente la contratapa, nos damos cuenta que los trajes no son trajes. Son disfraces hechos de tela! Y ese perro ruso está flotando en gravedad cero. Ahora bien, supongamos que el perro sale al exterior de la nave a arreglar algo. Tiene parte de sus patas desprotegidas, y sabemos que en el espacio la temperatura es de -273.4° C. Resultado de la salida: el perro ruso pierde automáticamente sus dos patas traseras y, si no estaba herméticamente aislado del resto del traje, muere congelado mientras su sangre hierve como agua en una pava. Lindo para una película para chicos. El ruso malo muere y los perritos estadounidenses se salvan. Capitalismo bueno, comunismo malo. Oh gran Tío Sam de nuevo le pegaste, ahora inculcas valores a través de películas de perros espaciales. “Houston tenemos un problema, el perro ruso murió congelado pero ahora los otros perros no se animan a salir. ¿Hay alguna chance de llenar la nave con gas venenoso y mandar con dirección al Sol? Yo me hago cargo de toda responsabilidad.”
  6. Los perros en la tapa: uno tiene un collar onda rapero, otro uno con cuentas y hay una perrita que obviamente usa traje rosa y tiene un moño rosa. Conclusión: las nenas tienen que vestirse de rosa y siempre usar un moño en el pelo. Sino la gente no se da cuenta que son nenas. En cambio los nenes no necesitan nada de eso porque son más importantes. Oh Tío Sam, ahora inculcas el desprecio hacia las mujeres para que los hombres las tengan casi como esclavas. Y todo esto en una película de perros para pendejitos con padres con problemas de imaginación y probables “daddy issues”. “Houston tenemos un problema, los perros se enfiestaron con la perrita y andan como locos. Parece que solamente les importa coger y la ciencia que se vaya a cagar. Sugiero acelerar la nave desde acá y hacerlos mierda contra la superficie de Venus. Si sufren, que sufran mucho.”

Y hasta acá llego, por lo menos hasta que me anime a ver la película y tenga horas y horas de escritura.

Ahora ya saben. Perros que juegan basket, baseball, fútbol americano, fútbol, perros espaciales, perros que se hacen cargo de la Navidad. No existen leyes que prohíban que un perro haga lo que quiera. En ese caso, también están habilitados para ser abogados, jueces, verduleros, e inclusive presidentes. No me sorprendería ver una película así. Un hombre es llevado a juicio pero ningún abogado quiere protegerlo, salvo un perro. Que nos enseñará el verdadero valor de la amistad, la lealtad y el valor de los sueños.

Por Dios, son perros y la puta madre!!!!!!

13 marzo 2010 Posted by | Uncategorized | 3 comentarios

Luke Hills vs. La Rebelión

La siguiente historia se ubica luego de que Luke Hills modificara la historia al aniquilar a la civilización maya. Luego de perder todo su prestigio decide escapar a Estados Unidos con su prometida Luna Rachet con la esperanza de hallar a alguien que no se haya visto afectado por el cambio temporal y pueda ayudarlo a recuperar su reputación.

Por suerte recuperó el título de Geólogo en circunstancias oscuras, lo cual incluye un baño en petróleo y unas clases de fotografía en el Liceo Superior de Enseñanzas al No Vidente. Porque Luke Hills es así: ajeno a las imposibilidades de la gente. Si él lo dice, la gente debe hacerlo.

Todo este relato ocurre en el casino y hotel Bizancio de la ciudad de Las Vegas, en la época pre Resident Evil 3 por lo tanto podemos estar tranquilos de que no habrá zombies ni cosas raras en todo el relato. Para que no sea muy largo y aburra a la gente, cosa que pasa siempre (malditos sean, lean alguna historia completa!), la historia será un poco más breve y aburrida de lo normal. Además mañana empieza Lost y todo me importa un carajo.

Intro de la película. Luke Hills y Luna Rachet van por la ruta en una camioneta último modelo cedida por un pobre iluso que olvidó las llaves puestas y la puerta “abierta”. De fondo suena “One Winged Angel”, tema muy copado de Final Fantasy Advent Children de la pelea entre Cloud y Sephiroth. Mientras suena la canción van pasando los créditos iniciales. Aparece el titulo de la película después de una explosión de confeti brillante de muchos colores. “Luke Hills vs. La Rebelión” es lo que reza el cartel. Oh si, gran imaginación tenés Lucas, creaste algo que no sabés como seguirlo. Pero yo no soy Lucas, soy Luke Hills Jr., nacido por mitosis del real Luke Hills luego de los eventos desencadenados en esta película.

Y así después de los créditos llegamos a Las Vegas, previo cartelito clásico “Welcome to Fabulous Las Vegas, Nevada”, donde toda la aventura toma color y estilo.

Luke Hills y Luna Rachet llegan al hotel Bizancio, conocido en el mundo por ser el más lujoso y costoso de toda la ciudad. Pero Luke Hills puede permitirse esos gustos, al fin y al cabo él previno el 2012 y “descubrió” la Atlántida, sólo que el resto de los mortales no lo recuerda. Nótese aquí un detalle importante: incluí a nuestro héroe en la clasificación de “humano”, esto es importante al final de la historia.

Después de convencer o agotar mentalmente al recepcionista con un monólogo de por qué deben darle la mejor suite del hotel a un precio de chiste, la pareja sube a lo más alto del hotel al piso reservado para las celebridades como Bono y eeeeh…..Guillermo Francella. Entran a la enorme habitación con una enorme cama, un enorme jacuzzi y un enorme ventanal. Enorme, como le gusta a Hills (otra vez suena mal, pero no tiene alusiones gay).

A continuación hay muchas escenas censuradas de sexo, un par no censuradas y otras censuradas de nuevo porque si no haría sentir mal a las pobres espectadoras que no tienen la chance ni la fortuna de ser Luna Rachet por 2 horas. Un par de explosiones ajenas al hotel completan la escena, para que los hombres no se quejen de que toda esta escena está enfocada al público femenino.

Rachet luego de descansar 2 días producto del agotamiento por la actividad antes descripta, baja al casino a gastar unos cuantos miles de dólares en las maquinitas tragamonedas, mientras Hills se queda en su habitación trabajando en un proyecto que tiene en mente para recuperar definitivamente su reputación. Pasan las horas y las hojas hechas bollitos se acumulan en el piso, sorprendentemente no se le cae ni una sola idea suficientemente buena para salvarse, así que decide bajar al casino a golpear crupiers hasta que se le caiga la idea o hasta que los de seguridad lo desmayen con un tazer en el cuello.

20 minutos después está a punto de llegar al segundo piso del hotel cuando escucha gritos, llantos y risas. Se baja silenciosamente y camina hacia la cocina. Allí se encuentra con el cocinero de sushi escondido entre las bandejas del pan comiéndose unas tortas con un aspecto suculento. Comen y comen hasta no dar más y recuerda su verdadero propósito.

-Dígame que es lo que sucede.

-Eftaba cofinango y eftof fushetof aparefen.

-Qué carajo de idioma habla?

-Disculpe, estaba terminando de masticar la torta. Le decía que estaba cocinando cuando estos sujetos aparecen de la nada. Todos disfrazados de dinosaurios, debían de ser 20 o 30, toda una manada. Acto seguido se sacan los disfraces y 10 minutos después nos damos cuenta que son un grupo comando que viene a robar el hotel. Según la palabra del borrachín del hotel, es La Rebelión de John Connor que sospecha que Skynet se encuentra en este casino. Por las dudas tomaron de rehenes a todos los visitantes del hotel que habían venido a ver a Christian Bale haciendo el baile del pimpollo desnudo. Así que parece que quedamos solamente nosotros. Escapemos antes que sea demasiado tarde, podemos ir a Los Ángeles.

-Imposible, soy Luke Hills y debo salvar a toda esta gente, esta es mi oportunidad de recuperar mi prestigio.

-Bueno, haga lo que se le cante la gana con su prestigio, pero el mío me va a ver tomando sol en Alcatraz. Adiós amigo, y que Jacob te acompañe.

-Si si, como sea. Sabes que no puedo dejar que escapes. Lo lamento pero debes morir.

Creo que con decir que nunca encontraron el menor rastro del cocinero nos da una idea de lo salvaje, metódica y limpia que fue su muerte. Porque Luke Hills es así: salvaje, metódico y limpio.

De vuelta a la aventura del casino, Hills se encuentra estudiando las posiciones de cada uno de sus enemigos y a través de varios y complejos cálculos de fractales y vectores en 5 dimensiones llega a la conclusión de que solamente será necesario arrojar una moneda de 25 centavos sobre la ruleta para que todos se abalancen sobre ella y de esta forma pueda soltar al elefante de hierro que cuelga sobre la misma, después caerán sobre una picadora de gente especial y sigilosamente ubicada a un lado de la ruleta y PUM! Chau comandos.

Pero quedaba el problema del líder del grupo, el cual se encontraba encerrado en la cabina del disk jockey tarareando la última de Paris Hilton. Iba a ser complicado llegar a él, así que primera eliminará al resto del grupo y después se enfrentará cara a cara con él en un duelo a muerte con armar contundentes y/o punzo-cortantes.

Armándose de valor toma la moneda y calculando la resistencia del aire y demás cosas sin sentido arroja la moneda a la ruleta. Todo parece funcionar a la perfección: Avalancha, Elefante, Picadora, Ruido de carne picada. Pero 3 miembros del grupo no se percataron de la moneda.

-Maldita sea, tendré que eliminarlos old shcool style. Odio estos momentos, mis balas son demasiado hermosas como para terminar en los cráneos de estos simplones.

(Acá tenemos lo que le faltaba a la película además de sexo y explosiones: disparos y sangre)

Vuelan balas por todos lados mientras Hills y los gruppies se tirotean en bullet time. Las balas impactan contra las máquinas, las paredes y las luces, provocando un espectáculo de luces e imágenes ideal para ver en 3D. Una de las balas impacta en el hombro de Hills al mismo tiempo que dispara dos balas que mágicamente chocan y se fragmentan en 3 partes, matando a los gruppies antes de que se den cuenta de que Lost se termina y no volverá.

¿Termina la parte emocionante de la película para dar lugar a un monólogo al líder del grupo comando sobre el valor de ser un héroe en el cine moderno? Claro que no, eso sería un asqueroso final prematuro.

La historia sigue con Luke Hills yendo a buscar al líder para terminar con definitivamente con su amenaza, pero grande es su sorpresa al descubrir que desapareció por la puerta trampa del piso, que conducía seguramente a algún lugar sombrío y húmedo donde pudiera emboscarlo.

-Bueno.- Pensó. –Por lo menos Luna se encuentra sana y a salvo.

Pero se equivoca por última vez en su vida. Luna no se encuentra entre los rehenes, y entonces lo comprende: el líder, ese maldito y odioso líder, ha escapado con ella. Tendrá que perseguirlo, matarlo y recuperar a Rachet si realmente quiere que el día sea completamente genial, sino será un día como cualquier otro.

Hills conduce a toda velocidad por las calles de Las Vegas en su camioneta, esquivando autos, atropellando peatones y limpiando la sangre del parabrisas. A lo lejos ve el auto de su enemigo. Lo distingue por su aspecto desgastado, la patente que dice “Da Lida” y su calcomanía “Yo también tomé rehenes en un casino”. Aprieta el acelerador con la intención de chocarlo y hacerle perder el control, pero un policía empieza a seguirlo.

10 minutos después nos encontramos en la ruta del principio de la película con el líder a la cabecera, seguido de Luke Hills y más atrás el policía en un Aston Martin último modelo como el del Capitán Cross en NFSMW. Hills decide sacarse un problema de encima y lanza una barrita mísera de C4 que le había sobrado de su última explosión puramente recreativa por la ventanilla, que termina por adherirse al paragolpes de la patrulla.

PUM, y la patrulla ya no existe como tal. En el futuro ese lugar será conocido como “El Cráter donde había una patrulla que se atrevió a perseguir a Luke Hills”

Para no hacer larga la película, no más de lo debidamente presupuestado, resumo los hechos posteriores.

Nuestro héroe logra alcanzar al líder, y hacerlo salir de la ruta. Grande es la sorpresa al descubrir que es nada más y nada menos que…Christian Bale. Este le explica a Hills que Skynet es real, la película es solamente una fachada para encubrir los hechos. Unas de las máquinas del casino era efectivamente Skynet pero él fastidió todo y Bale no tuvo tiempo de descubrir cuál era. Ahora el destino del mundo estaba condenado.

Bale se desnuda y hace el baile del pimpollo desnudo, lo cual ciega momentáneamente a Hills y el actor aprovecha para liquidarlo con su bazooka portátil que sacó mágicamente de su bolsillo. Mientras Hills agoniza en el suelo, Bale escapa y Luna Rachet misteriosamente desapareció del relato sin que a nadie le importe.

En la última imagen de la película vemos a Luna Rachet mirando una foto de Luke Hills donde se encuentra fuera de un auto con anteojos con un cielo tormentoso de fondo.

¿FIN?

Créditos y escena final. Vemos cómo el cuerpo de Luke Hills se divide y de él surge un nuevo ser. Un ser mejorado y prácticamente inmortal. Un ser tan egocéntrico que su biografía consiste de la palabra “YO SOY YO, TÚ ERES NADA”. Ese soy yo, Luke Hills Jr.

2 febrero 2010 Posted by | Uncategorized | 3 comentarios

Luke Hills contra el 2012

-Y ahora vamos con el pronóstico del tiempo. Marcelo, ¿cómo viene el clima para estos días?

-Gracias Luciana. Estos días se vienen bastante estables, con alguna que otra llovizna durante la noche pero por lo general se van a presentar buenas condiciones para toda la zona Antártica con temperaturas mínimas rondando los 25 a 27 grados Celsius. Para el sector inmediato al Polo Sur se esperan lloviznas y algunas tormentas aisladas con un marcado descenso de la temperatura, que puede llegar a los 20° durante la noche. Y para el sábado que viene, 22 de diciembre para quien no recuerde, se espera que se vaya todo al carajo y el planeta se licúe de adentro hacia afuera.

-Eh….Bueno gracias por eso último Marcelo, realmente esperanzador. Ahora en otras noticias, la Cumbre de las Naciones Unidas (o lo que queda de estas Naciones) se reunieron en la isla de Brasil para decidir cómo…..

-Malditas noticias, siempre pensando que nadie puede salvar el planeta. Señores, tenemos que hacer algo al respecto, no podemos dejar que el mundo se licúe como si fuera un milkshake de frutilla.

-Pero doctor, no podemos hacer nada. No hay forma posible que podamos detener el fin del mundo en tal solo 5 días.

-Me subestima señor presidente, siempre lo hizo y no creo que deje de hacerlo, pero le recuerdo a usted y a todos los presentes en esta Cumbre de Naciones. Yo soy Luke Hills y no hay nada que me pueda detener. Ni siquiera el fin del mundo. En 3 días estaré viajando en el tiempo en un dispositivo creado por mi asesor tecnológico Gabriel Fernandon Jr. 700 años al pasado, con la idea de encontrarme con el maya que interpretó en los astros que el mundo llegará a su fin esta mismísima semana.

-Pero hijo, eso es imposible. Todos sabemos que el viaje en el tiempo es imposible, para usted, para mí y para todos.

-En estas últimas palabras es donde se equivoca señor presidente. Si Luke Hills desea viajar en el tiempo, la relatividad y la mecánica cuántica se transformarán para dejar que lo haga. Al fin y al cabo, no quieren experimentar su enojo. Supongo que recordarán lo que sucedió el día que terminó Lost.

-Todavía sufrimos las consecuencias. Derretimiento de cada glaciar y masa de hielo del planeta, desaparición del 80% de las tierras del mundo, muerte de 5 mil millones de personas. Un día trágico para la humanidad.

-Entonces está dicho caballeros. Luke Hills enfrentará al 2012, y donde muchos fracasaron, yo triunfaré y bailaré en su honor.

TUTUN TUN TUNTUN (Música al estilo Terminator)

Después de esta introducción vemos los preparativos para el viaje de nuestro héroe en su aventura más salvaje y disparatada. Viajar al siglo XIV para destruir a la civilización maya y así evitar que predigan el fin del mundo para el 22 de diciembre del 2012.

¿Esto tiene sentido? No, pero Luke Hills lo quiere así: Ridículo.

Media hora de relleno donde se despide de sus pertenencias más preciadas, liquida a sus últimos enemigos con disparos y explosiones, [ESCENA CENSURADA], [MÁS CENSURA CON DOS COREANAS] y esa clase de cosas que se usan atraer a todo tipo de espectador desde el primer momento.

Y así llegamos al año 1312, año en que está previsto el nacimiento de Tuxapán Siete Gallo, astrónomo y sumo sacerdote maya creador del códice descubierto 650 años después que contenía la fecha exacta de la licuefacción del planeta. El objetivo de Luke Hills era asesinarlo en el día de su nacimiento, pero como Luke Hills anda siempre probando cosas nuevas (eso no incluye cosas gay, él es muy macho, tan macho que tuvo sexo con la reina de Inglaterra frente a toda la Cámara de Lores y después dio un discurso sobre protocolo y ceremonial) se preguntó:

-¿Y qué pasaría si llevara una bomba de antimateria para destruir a Tuxapán y de paso a toda la civilización maya? Tal vez sería un golpe de suerte y nadie escriba el códice.

Arrastrándose entre los mangles, los arbustos de flores azules y espinas rojas, matando monos y jaguares, saltando cascadas y descendiendo acantilados, nuestro amado héroes llega al corazón mismo de la cultura maya, la ciudad de Mayapán. Una ciudad totalmente moldeada con mazapán fosilizado, usado como alimento por los primeros pobladores de América hace 20000 años. (NdR. Comida para construir, que buena idea)

La idea es simple: Luke Hills se pone una careta de Chespirito y pasa entre los mayas con una bomba de antimateria como si nada pasara. Si todo va bien, los mayas no se percatarán de su presencia y podrá llegar hasta la escotilla de madera que divisó desde la loma adyacente a la ciudad. Una vez allí es todo cuestión de recordar el final de la quinta temporada de Lost (snif snif, ya se acaba).

Pero no todo es tan simple. Al llegar a la entrada de la escotilla aparece un obrero maya que al verlo con la careta de Chespirito le pide que haga la voz del Chapulín Colorado.

-Carajo, no estaba preparado contra esto. Tendría que haber pensado en una salida elegante en caso de que ocurriera algo así. Ya fue.

Se oye un disparo y el obrero cae muerto, lo que despierta la alarma entre el resto de los obreros de la Iniciativa Zharna. Hills toma una carreta enganchada a un burro y escapa del lugar, por lo menos hasta poder deshacerse de los zharnosos. Lo persiguen Pierrexán Changan, alquimista y sacerdote menor de la Iniciativa, y Philayepán, guardia del palacio real y de la ciudad de Mayapán.

Pasan los minutos y Luke Hills no puede sacarse de encima a sus recién conocidos enemigos, así que decide pasar a la siguiente etapa de toda guerra: la guerra psicológica.

-Disculpen caballeros.- Comienza Luke Hills. Y esta es una de las tantas habilidades de nuesto héroe: habla maya a la perfección.- Creo que podríamos arreglar este conflicto pacíficamente. No hay necesidad de atravesarme con una lanza envenenada, además sé que eso es imposible porque el veneno me tiene un miedo ancestral. Mejor solucionemos esto con un abrazo, un cálido y prolongado abrazo entre los tres.

Pierrexán y Philayepán no terminan de entender el concepto de “paz” de Hills pero sus palabras son tan cautivadoras y sus brazos tan fornidos, que no pueden negarse a un honor semejante.

Los tres se abrazan, los dos lloran porque Luke Hills no llora. Pero cuando el final feliz de la historia parece inevitable, nuestro geólogo favorito saca un andamio de debajo de su sombrero y se lo clava en el brazo a Pierrexán y con una vara de hierro del mismo andamio atraviesa a Philayepán.

(Este es el momento en que pienso en que tengo que dejar de hacer la versión Luke Hills del final de la quinta temporada de Lost, pero es que faltan tan pocos días para que empiece la sexta!)

En resumen, uno muere y el otro termina manco y Hills regresa a la escotilla para lanzar la bomba de antimateria. La lanza, pasan uno minutos y KABOOOM! Todo el suelo se estremece, señal para Hills de que debe volver a nuestro tiempo presente. Usa su maquinita secreta del tiempo que nunca se supo su apariencia y vuelve al 2012 unos días antes de la Cumbre de las Naciones Unidas, para así divulgar los resultados de su aventura.

Al llegar a la entrada del edificio lo detienen dos guardias pidiéndole su identificación.

-Max, no me recuerdas? Soy yo, Luke. Yo salvé a tu esposa de ese híbrido tiburón-gato siamés en la travesía que hicimos juntos a Burkina Faso.

-Disculpe señor pero no lo reconozco y nunca he estado en esa tabacalera. Ahora hágame el favor de retirarse o llamaré a seguridad para que lo haga arrestar.

Más tarde en su domicilio, perturbado por primera vez en su vida, Hills investiga sobre este extraño suceso y lo que descubre lo horroriza: Su domicilio no es su domicilio, sus amigos no lo reconocen, su tarjeta personal carece del característico “Luke Hills, Geólogo”, y los libros de sus aventuras aparecen protagonizados por un tal Indiana Jones y hechos millonarias películas.

Para cuando se da cuenta de lo sucedido ya es demasiado tarde, y mirando hacia la calle se pone su sombrero mientras exclama:

-Fuck you Earth.

Era hora de empezar desde cero. Por lo menos el 22 de diciembre de 2012 no pasará nada. Punto para Luke Hills.

24 enero 2010 Posted by | Uncategorized | 1 comentario